fbpx

África

En África Subsahariana, el 46% de los habitantes (313 millones de personas) vive en una situación de pobreza extrema, con menos de un euro al día. Sólo uno de cada diez africanos que padece el Sida recibe los medicamentos necesarios para combatirlo.

Se calcula que 100 millones de niños en el mundo no tienen acceso a la educación formal, de los cuales 44 millones se encuentran en el África Subsahariana. El papel de la mujer en estos países es clave para dar el impulso necesario a la economía y, sin embargo, la mayoría de ellas vive discriminada por su condición femenina.

Los proyectos de la Fundación Montblanc en África se centran sobre todo en el ámbito de la educación, la capacitación profesional de la mujer y la salud.

América Latina

En América Latina, un 7% de la población vive con menos de 1 euro al día. 23 de cada mil niños mueren antes de cumplir los 5 años. Según el Informe 2011 sobre los Objetivos del Nuevo Milenio  de Naciones Unidas “La educación de la madre es primordial para determinar si sus hijos sobrevivirán a los primeros 5 años de vida. En todas las regiones en vías de desarrollo los niños de madres con cierto grado de educación corren menos riesgo de morir. Las posibilidades de que un niño sobreviva aumentan si su madre tiene una educación secundaria o superior.

"Además de la influencia beneficiosa de la educación, la tasa de supervivencia también puede variar positivamente si se incrementan otros servicios sociales, como el empoderamiento de las mujeres, o el aumento de los sistemas de salud a nivel local. Por este motivo, los proyectos de Fundación Montblanc en América latina se dirigen especialmente a la educación y a la capacitación profesional. 

Asia

Asia es el continente más extenso y poblado de la tierra y en él se concentra el mayor crecimiento económico mundial. Sin embargo, existen también grandes zonas subdesarrolladas y una parte importante de la población subsiste gracias a la agricultura.

La Fundació Montblanc colabora con algunos proyectos que tratan de mejorar las condiciones de vida en el continente asiático, especialmente referidos a la educación de niños y jóvenes y a la capacitación de la mujer.